lunes, 24 de marzo de 2014

QUESO CASERO TIPO BURGOS

Hola a tod@s, hace tiempo que tenia ganas de probar a hacer queso pero me daba miedo el resultado, lo veía como algo difícil. Mirando por la web veía cantidad de recetas y decían que no era nada complicado, baje unas cuantas recetas de las que me parecían mas fáciles y que me tenían mejor pinta, y ahí se quedaron guardadas. Y hace unas semanas me dije, si ellas pueden por que yo no...y me puse manos a la obra, el resultado es el que veis, un queso fácil de untar y muy rico, pero que muy rico. Mi marido encantado, lo usa para untar pan tostadito para desayunar y cortado en taquitos para la ensalada. Ya lo he preparado varias veces, unas con nata y otras sin nata y sin yogurt, me gusta más con la nata, queda más suave y cremoso.Ya no he vuelto a comprar más queso de este tipo, ahora me arrepiento no haber intentado hacer queso antes. Es muy fácil de hacer. Ahora me queda pendiente de hacer el queso mascarpone casero.


Ingredientes:
2 litros de leche fresca (la que venden refrigerada en todos los supermercados),
Zumo de 1 limón
1 cucharadita de sal.
1 yogur natural sin azúcar 
2 cucharadas de cucharadas de nata (saldrá más cremoso)
Una gasa o paño muy fino (para colarlo)

Preparación:
Para empezar ponemos la leche a fuego medio hasta que vemos que va a empezar a hervir, se hacen unas burbujitas al rededor en la olla. Si tienes un termómetro es a los 80º más o menos. Antes de que hierva retiramos del fuego y en ese momento incorporamos el zumo de limón colado y el yogur natural. Removemos para integrarlo todo un par de vueltas y dejamos reposar 1 o 2 horas, mientras vemos como la leche se corta y se forman grumos.NO tocar la olla para nada en ese tiempo, aun que os pique la curiosidad. Luego meter un cuchillo largo y cortar como si fueseis a hacer cuadraditos
Ponemos un colador grande sobre una cazuela, y sobre el colador ponemos un trapo fino o gasa (yo he comprado una gasa que se usa como pañal para bebes). Colamos la leche cortada para obtener el queso. A este queso le añadimos la sal y con un tenedor removemos para integrarlo todo.
Cerramos el paño y lo apretamos bien para que suelte el líquido que tenga.
Lo atamos bien y lo colgamos (yo lo ato con un cordel largo y lo cuelgo del pomo del mueble alto de la cocina con un recipiente debajo) dejamos reposar así una hora o más para que suelte todo el líquido.
Después ya se puede abrir y poner en un molde o un tupper de tamaño adecuado, bien prensado y con un peso encima para que compacte bien. Yo suelo usar un aro o cuadrado de emplatar. Después de 3 ó 4 horas en la nevera lo puedes consumir. No tardéis en consumirlo porque se estropea en un par de días, amarillea y se agria el sabor.

El resultado es un queso muy cremoso con un olor como los quesos caseros de antes.
Hay quien guarda el cuajo para hacer pan o dar a los animales de casa,dicen que es bueno.

3 comentarios:

  1. Toma yá,,, Hola Angeles, me ha encantado tu receta, lo pones tan fácil que creo que hay que hacerla ya,,, Una duda solamente,.. Cuándo cueces todo y hay que dejarlo reposar. Es en la nevera o fuera? Ya tienes una seguidora para ver mas recetas tan chula como esta,,,, Un beso.
    Rosa http://www.caceroladas.com/

    ResponderEliminar
  2. Hola Rosa, se deja reposar fuera de la nevera.Gracias por pasarte por aquí y quedarte.Un beso guapa

    ResponderEliminar
  3. No recordaba cómo hacer el gazpacho manchego. He seguido tu receta y me ha salido estupendo. Gracias. Me encanta tu blog. Te explicas muy bien y haces que las recetas resulten fáciles. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar

Por favor deja tu comentario, siempre es muy gratificante leerlos, aunque no sean siempre de que está todo rico, se admiten consejos. Mil gracias por dejar el tuyo