lunes, 24 de marzo de 2014

TARTA DE CERVEZA NEGRA GUINNESS

Hace unas semanas tuvimos una cena de amigos y quería hacer una tarta diferente de las que hago.Revisando las recetas de tarta que tengo, apareció esta, que aun no había echo y me dije, ya esta esta les gustara. La verdad es que si les gusto muchísimo y a mi también. Me arriesgue un poco por que yo aun no la había preparado nunca, no es fuerte para nada y es muy agradable al comerla, y eso que a mi no me gusta el alcohol, Ahora esta tarta esta entre mis favoritas. Aun que se vea larga la receta, no es para nada laboriosa. Espero os guste la receta y la preparéis en vuestras reuniones. 

Ingredientes:
330 ml de cerveza negra
310 gr de mantequilla
320 gr de harina
400 gr de azúcar
95 gr de cacao puro Valor
2 cucharaditas de  bicarbonato
1 cucharadita de levadura Royal
3 huevos grandes
2 cucharaditas de vainilla
1 cucharadita de  colorante negro (Opcional)
1 pizca de sal

Frosting o crema:

400 gr de nata para montar fría
150 gr de azúcar glas
1 cucharadita de Maizena
300 gr de queso untar tipo Philadelphia
1 cucharadita de  vainilla

Preparación:
Precalentar el horno a 180º.
En un cazo calentar la mantequilla con la cerveza, sin que llegue a hervir,  hasta que la mantequilla se derrita. Apagar el fuego y dejar templar.
En un bol mezclar los ingredientes secos, harina, cacao, sal, bicarbonato, levadura y azúcar y reservar.
En otro bol, mezclar los huevos, nata, vainilla y colorante.
Añadir la mezcla de cerveza y batir unos segundos.
Con la batidora en marcha, a baja velocidad, ir echando cucharadas de la mezcla de harina, hasta que esté todo integrado y hagan unas marcas las varillas.
Echar la mezcla en dos moldes engrasados o uno grande. Hornear cada bizcocho unos 40-45 minutos, más o menos, ya se sabe que cada horno es distinto. Sacar, dejar enfriar y desmoldar sobre una rejilla. Se puede hornear uno detrás de otro, no le pasa nada a la masa por no hacerlo enseguida.

Frosting o crema:
En un bol, mezclar un poco el azúcar glas con la maizena, añadir el queso y la vainilla, y con las varillas mezclar bien hasta que esté todo integrado. Dejar un par de minutos hasta que quede una crema y las varillas dejen una marca. Reservar.
En otro bol, montar la nata.
Unir con movimientos envolventes la nata con la crema de queso. Meter en la nevera para que tome más cuerpo.

Como se monta:
Es mejor hacerlo todo el día antes y montar al día siguiente, los bizcochos estarán asentados y el frosting bien frío.
Cubrir uno de los bizcochos con una capa de frosting, poner encima el otro bizcocho y cubrir con el resto del frosting haciendo picos con el anverso de una cuchara y dejando caer chorretes a modo de espuma de cerveza.
Yo solo hice un bizcocho, lo corté con cuidado, y lo rellene y cubrí con el frosting. Puse una brocheta de madera en la ranura de la lata de cerveza, la pinché en la tarta y la cubrí de crema.
Servir bien fría.

Se puede congelar perfectamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor deja tu comentario, siempre es muy gratificante leerlos, aunque no sean siempre de que está todo rico, se admiten consejos. Mil gracias por dejar el tuyo