miércoles, 26 de marzo de 2014

MANTEQUILLA CASERA

A quien no le gusta un trozo de pan calentito con una buena mantequilla? Y si es casera mucho mejor. Hacer mantequilla casera es super fácil y el resultado es una mantequilla riquísima sin conservantes ni colorantes, mucho más sana que las compradas. El inconveniente que tiene es no puedes conservarla por largo tiempo. Aun que en mi casa no da tiempo a que se estropee jejejeje.
Y con el buttermilk (suero de mantequilla) obtenido ya se me ocurrirá algo en que usarlo.
Os animo a que proveis a prepararla en casa, ya veréis como os gusta y la preparareis más de una vez.


Ingredientes:
Nata líquida 35% de materia grasa como mínimo
Sal si se quiere hacer salada
Una batidora
Un colador de rejilla fina

Preparación:
En un bol poner la nata y la sal y empezar a batir.
Primero se tendrá una nata montada, a medida que sigáis batiendo cada vez se volverá más grumosa y se volverá amarillenta, eso es señal que está  casi terminada. Seguimos batiendo y de repente se separará la parte grasa del líquido, salpica mucho, hay que tener cuidado.
Es el momento de colarla, en un bol poner el colador y colar, exprimirla bien para que suelte todo el suero. No tiréis este suero.
Y ahora lavarla en un bol con agua bien fría para quitar los restos de suero, hasta que salga el agua limpia. Dejar escurrir un rato y darle forma en un molde, o formar un rulo o cilindro o lo que mas os guste.
Una vez que esté  lavada podéis ponerle hierbas u otros ingredientes y así hacer mantequillas de sabores.

Consejos:
La nata cuanta más materia grasa tenga será mucho mejor.
El líquido sobrante es el famoso buttermilk que sirve para hacer bizcochos y repostería.

Y este es le suero (buttermilk) obtenido, con el que se pueden hacer bizcochos, muffins, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor deja tu comentario, siempre es muy gratificante leerlos, aunque no sean siempre de que está todo rico, se admiten consejos. Mil gracias por dejar el tuyo