jueves, 17 de febrero de 2011

TARTA DE YEMA TOSTADA AVELLANAS Y TRUFA



Ingredientes:
Para el bizcocho:
6 huevos
6 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de harina
2 cucharadas de avellanas molida
1 cuharada de avellana picada
1 sobre de levadura en polvo Royal

Para la trufa:
250 gr de nata para montar
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de cacao en polvo

Para la yema:
200 gr de azúcar
1/2 vaso de agua
1 cucharada de harina de maíz Maizena
5 yemas de huevo
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de leche
un palito de canela en rama
zumo de 1/2 limón

Para el licor suave:
2 cucharadas de azúcar
1/2 vaso de agua de café fuerte
1/2 copita de licor al gusto (whisky, coñac, etc.)

Preparación de la trufa:
Montar la nata con el azúcar, cuando esté montada añadir el cacao y batir un poco más. Reservar en el frigo.

Preparación del licor suave:
En un bol poner todos los ingredientes y mezclar hasta que el azúcar esté disuelto. Reservar.

Preparación del bizcocho:
Precalentar el horno a 180º/200º según hornos.
En un bol grande poner las claras y batir las a punto de nieve, añadir la levadura, volver a levantar y añadir las yemas batidas, mezclar con cuidado y añadir la harina tamizada y las avellanas en polvo, mezclar con movimientos envolventes. Untar de mantequilla un molde y es polvorear con harina toda la superficie, sacudir el sobrante. También se puede poner papel de hornear. Echar entonces la mezcla del bizcocho. Meter en el horno y hornear durante 15-20 minutos o hasta que esté doradito y al pinchar salga el palillo limpio. Sacar y aun caliente desmoldar. Dejar enfriar. Cuando esté frió cortar en discos con cuidado y bañar con el licor suave, rellenar con la crema de trufa, espolvorear con avellanas picaditas, poner el otro disco encima y meter en el frigo.

Preparación de la yema:
Hacer un almíbar con el agua y el azúcar, el zumo y la piel de limón y la canela.Cocinar 5 minutos.
Dejar entibiar. En la leche diluir la maizena y mezclar con las yemas. Retirar la piel del limón y la canela y añadir las yemas batidas, poner a calentar sin dejar de remover hasta que espese. Una vez retirada del fuego le añadimos la mantequilla, batir bien y poner el cazo en un recipiente con agua fría para que enfrié antes, seguir batiendo un poco más.
Con esta yema cubrir el bizcocho y espolvorear con azúcar. Quemar con un soplete o pala para quemar. Una vez tostado lo dejamos enfriar en el frigo.

Truco si no hay soplete:
Antes de poner el ultimo disco de bizcocho, cubrir este con la yema y espolvorear con azúcar y gratinar a horno muy caliente unos minutos,hasta que se vea tostado. Luego poner el disco encima del bizcocho y terminar de decorar.