miércoles, 2 de junio de 2010

PASTA FRESCA AL HUEVO (metodo manual)

La pasta freca al huevo es la base de una gran variedad de platos.Hacer la pasta a mano te da una sensación correcta de la proporción harina/ liquido y de la consistencia ideal de la masa. Los que no tenemos maquina tambien podemos preparar la pasta fresca y degustar unos ravioli, tortellini, fettuccini, lasaña, etc.. Y no es tan laboriosa como parece, os lo aseguro

Ingredientes para 500 gr de masa:
390 gr de harina comun + harina para espolvorear
4 huevos grandes
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Preparación:

1-Pon 315 gr de harina en un montón sobre una mesa de trabajo limpia. Con los dedos, hacer un hoyo en el centro, un poco grande.

2-Cascar los huevos en un bol, añadir el aceite y batir los un poco, luego verter la mezcla en el hoyo que hicimos en la harina.

3-Con un tenedor, vamos echando poco a poco la harina hacia el centro y mezclando con los huevos. repetir esta operación hasta que hayamos incorporado toda la harina y tengamos una masa deshilachada.Luego unimos la masa con las manos hasta formar una bola.
Cuando la harina esta toda incorporada, si la masa está aun pegajosa, espolvoreamos poco a poco más harina sobre ella y mezclamos bien.

4-Limpiamos con un raspador la mesa de trabajo y luego espolvoreamos con harina. Colocamos la masa encima y amasamos empujando hacia abajo y hacia fuera, girando la masa y repitiendo los movimientos durante siete o diez minutos, hasta que la masa se vuelva lisa.
Espolvoreamos más harina si la masa está pegajosa o blanda mientras amasamos.

5-Retiramos el exceso de harina de la mesa. Formamos una bola con la masa girándola en circulo con ambas manos y aplicando presión en la base, para que se doble sobre si misma. Cubrimos la masa con un bol invertido y dejamos reposar durante 30 minutos antes de estirarla.

A que no es tan difícil de hacer??

Estirar la pasta fresca:

1-Pasado el tiempo de reposo, enharinamos ligeramente la mesa de trabajo. Con un raspador o cuchillo grande, cortamos la masa en cuatro partes iguales.

2-Mientras trabajamos con una porción de masa, mantenemos las otras cubiertas con un bol invertido, para que no se seque.
Aplastamos una de las porciones de masa para formar de unos 12 mm de grosor, más o menos.

3-Con un rodillo ligeramente enharinado, estiramos la masa hacia fuera aplicando una presión moderada (la mayoría de masas de pasta son más duras que las masas de pastelería, por lo que podemos hacer más fuerza cuando la estiramos).

4-Levantamos la masa, enharinamos de nuevo la mesa de trabajo, si es necesario, y giramos la masa 90 grados. Estiramos otra vez hasta conseguir el grosor deseado.

5-Sujetamos la masa con las manos, si podemos ver la mano a través de ella, la masa está lista. Si no es lo bastante fina, continuamos estirando.

6-Con cuidado, cortamos la masa en cuatro, la pasamos a una bandeja de horno o similar, ligeramente enharinada y la estiramos completamente plana. Dejamos reposar en el frigorífico entre 10 y 20 minutos antes de cortarla en laminas o cintas.

Cortar la pasta en cintas:

1-Sobre la mesa de trabajo ligeramente enharinada, doblamos la pasta en un cilindro plano ( la masa estirada la doblamos a la mitad y luego la otra parte encima ). Con un cuchillo de cocinero cortamos a lo ancho para formar las cintas. (En este caso, fettuccini en tiras de 6 mm).

2-Dejamos secar las cintas sobre una bandeja ligeramente enharinada, separándolas un poco, y dejamos que se seque hasta que estén un poco correosas, unos 10 ó 20 minutos.

Para la pasta rellena utilizar la masa inmediatamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor deja tu comentario, siempre es muy gratificante leerlos, aunque no sean siempre de que está todo rico, se admiten consejos. Mil gracias por dejar el tuyo